jueves, 28 de febrero de 2013

Capítulo 1: El comienzo del final

Estoy en plena arena imaginando lo que pasará en unos minutos: gente muerta, sangre y dolor de los padres. ¿Cómo es que pasó esto? Zaira Blanca fué lo que pasó:




Vivíamos un poco tristes después de la muerte de nuestra madre, aunque la vida sigue. Yo había decidido entrenar y convertirme en soldado del 13. Había entrenado duro y logré estar en el cuadro de honor, lo que significa que soy soldado del Distrito 13. Zaira Blanca tiene mi edad y estaba conmigo en la escuela del orfanato del Distrito pero había un problema con ella, además de que era huérfana, era del Capitolio. Nunca nos dijo cómo es que llegó a dar aquí ni lo que significa su nombre. Zaira es un nombre extraño, pero es igual que Galatea, Lae y Yamini, son nombres en otro idioma. Sólo sé qué significa Lae, el nombre de mi hermano: Darkness, oscuridad. No se por qué mi madre le pondría oscuridad a un niño pero ya no importa. Zaira se la pasaba pensando en cómo es que el Capitolio se destruyó y cómo es que se podría levantar de las tinieblas.
- Honestamente, puede que la guerra se desate otra vez y que se reconstruya el capitolio. Puede que todos estemos en peligro de entrar a unos Juegos del Hambre. - Es lo que decía todo el tiempo.
Tiene razón, sólo que nunca nos dijo que ella podría haber sido la responsable... Zaira era una niña solitaria, nunca tenía amigas, nunca platicaba con nadie, se sentía extraña en el distrito. Un día, fuí a su cuarto en el orfanato y luego ví algo horrible: su cuarto estaba lleno de fotografías del Presidente Snow.
- Ya verás, Presidente Snow. - La escuché decir. - Vengaré tu muerte y haré los 76° Juegos del Hambre de los mejores de la historia.
"Zaira quiere hacer los 76° Juegos del Hambre inolvidables. No la puedo dejar hacer eso" pensé "Simplemente no puedo." Entonces entré a su cuarto y se asustó.
- ¡Galy! ¿Que haces aquí?
- No dejaré que hagas otros Juegos del Hambre.
- Es muy tarde, Galatea. La arena está lista y todas las papeletas están en las urnas.
- ¿Cómo es posible?
- ¿Alguna vez te dije lo que significa mi nombre?
- Nunca a nadie le dijiste el significado.
- Bueno, ese nombre nació de una tradición: Mi tatarabuela se llamaba Zaira Azul, mi bisabuela se llamaba Zaira Roja, mi abuela Zaira Amarilla, mi madre Zaira Rosa, y yo Zaira Blanca. Ese nombre me lo pusieron porque mi abuelo amaba lo que significa Zaira que eran Blancas, así que soy Zaira Blanca.
- ¿Y qué significa Zaira?
- Zaira significa Rosa, entonces, Zaira Blanca...

CONTINUARÁ...

¿SABES QUIÉN ES SU ABUELO?
¡COMÉNTALO!

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar